Bruce Springsteen, a force that will not go out, in the Olympic Stadium

Y cuando piensas que en un momento u otro esto comenzará a ir cuesta abajo, por pura biología, y que habrá que empezar a montar frases del estilo de “Bruce ha estado muy bien… para tener 74 años”, entonces la apisonadora vuelve a pasarte por encima y dejas atrás temores (cabales) y malos augurios. Así fue este jueves en un Estadi Olímpic (lleno con 58.000 asistentes, fuentes de Doctor Music) en el que Bruce Springsteen volvió a ser amo y señor, ‘entertainer’ dominador, contador de historias reconfortantes y agitador de conciencias a lomos del viejo y edificante rock’n’roll. 

Source link

Leave a Comment

api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api