Estopa devours the Olympic Stadium with rumba, 'punk' energy and 'heat' spells

Después de los temblores, el vértigo y el susto, al final del camino estuvo el diálogo de tú a tú, íntimo y cálido pese a todo, de Estopa con los suyos, nada menos que 60.000 este miércoles en el Estadi Olímpic, una enormidad y una gran familia al mismo tiempo. La trenza de la suerte de Jose lucía larguísima, augurio de la noche de gloria de los Muñoz desde los primeros compases de ‘Tu calorro’ (tras 37 minutos de retraso). Lo dejó claro David: “¡Estamos jugando en casa, no podemos perder ni empatar, solo ganar!”.

Source link

Leave a Comment

api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api