How noise, confusion and smoke determine Javier Milei's popularity

Milei, in her recital / Matías Baglietto / EUROPA PRESS

Todos, o casi todos, en algún momento de nuestra vida, hemos visitado una discoteca. Luces bajas, música alta y constante y cortinas de humo crean un ambiente en el que jóvenes y no tan jóvenes pasan noches de fin de semana. A lo largo de esas noches, la oscuridad dificulta ver con claridad, las canciones se suceden sin que logremos recordar ni cuántas ni cuáles sonaron, y las cortinas de humo complican aún más nuestra visión.

Source link

Leave a Comment

api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api