Imperial technology, celebrations and delicacies on the last day of Sónar

En los tiempos en que el Sónar nacía, 31 ediciones atrás, a la música electrónica en su conjunto solíamos llamarla techno, así en general, y la sesión que apuntaló la noche final de este sábado respiró algunas de aquellas resonancias a través de una figura contundente, Paul Kalkbrenner, primer espada de la escena alemana. Algo más que un ‘set’ de ‘dj’, revivió la pegada arrolladora de un estilo con poder para seguir sacudiendo a multitudes como las que ocuparon el recinto de Fira Gran Via.

Source link

Leave a Comment

api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api api